MÉRIDA, Yuc., 14 de diciembre de 2020 .- “Es una gran persona, es muy humilde y sencillo y es un honor tenerlo como amigo”, señaló el atleta yucateco Oswaldo Aranda, mejor conocido como Osmo, al referirse del clavadista olímpico Rommel Pacheco Marrufo.

Luego de que en redes sociales trascendió una confusión por el mural que pintó el artista Yester ODC en Mérida, en donde algunos señalaron que se trataba del clavadista, mientras que otros aseguraban que era el pujilista con parálisis cerebral, ya que tienen cierto parecido físico, Osmo desmintió que el mural fuera sobre sí mismo y aseguró que la pintura es un digno reconocimiento a la carrera de Rommel . 

En entrevista para Quadratín, platicó que a pesar de que lleva más de 15 años haciendo deporte en el Instituto del Deporte en Yucatán (IDEY), no había tenido la oportunidad de conocer a Pacheco Marrufo.

Fue hasta este año que ambos deportistas se reunieron para desayunar y compartir sus experiencias, el pasado 28 de noviembre.

Tras su primer encuentro, las imagenes del recuerdo quedaron en las redes sociales, donde se demostraron respeto y admiración el uno al otro. 

Finalmente comentó que más allá del dinero o los patrocinios que pueda ganar con su carrera, su intención es visibilizar a los deportistas con discapacidad.