MÉRIDA, Yuc., 4 de julio de 2020.- Apertura en fines de semana será un respiro para los restaurantes pues de lunes a viernes algunos solo llegan a tener hasta el 3 por ciento de su ocupación.

Durante un recorrido realizado en el Centro, Quadratín Yucatán platicó con personal del restaurante Amaro, ubicado en la calle 59 entre 60 y 62, quienes a la entrada implementaron una división para delimitar la entrada y la salida, además de que se cuenta con un tapete sanitizante para los clientes. 

“Nos ha ido mal, del 25 por ciento que podemos poner a operar hemos recibido al menos un 3 por ciento nada más de clientes, nuestras mesas pasaron de 35 a siete, es todo lo que podemos poner para respetar la sana distancia, de esas siete mesas solo se llena entre dos y tres por ciento el lugar”, comentó Miguel Ángel, uno de los trabajadores. 

Sobre los empleados, refirió, se ha buscado mantener todas las fuentes de empleo por lo que decidieron segmentar en grupos de tres a cuatro persona por día para que las 18 personas que laboran en el lugar puedan permanecer. 

Sobre los gastos operativos, detalló, se incrementaron un poco debido a que se tuvieron que comprar insumos como sanitizante, gel antibacterial, además de cubrebocas, caretas y guantes para los trabajadores. 

“Esperamos que estos días (sábado y domingo) nos vaya bien, ya tenemos un par de reservaciones, pero esperamos que la misma gente que viene al centro o que ya nos conoce se den la oportunidad de venir, estamos garantizando todas las medidas de seguridad sanitaria para nuestros clientes y nuestros trabajadores. 

Hace aproximadamente dos semanas la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) se pronunció para pedir al Gobierno del estado que les permitiera laborar en fin de semana, pues estos días representan el 70 por ciento del total de sus ganancias. 

Aunque no han estimado cuántos serán los restaurantes que no volverán a abrir sus puertas luego de que pase la emergencia sanitaria, vía redes sociales circula una imagen en la que se enlista un grupo de al menos 19 negocios de venta de comida que no volverán a operar. 

En esta lista se encuentran la Pizzería Vito Corleone; Panchos; Pez Gordo; Maui; Numén; 100% Natural; Nación Brava; Alma Calma; Pánfilo; Pistache; Pimienta; Campa, entre otros.