MÉRIDA, Yuc., 4 de diciembre de 2020 .- Modestia Aparte, un mezcal artesanal 100 por ciento de agave, ha llegado a la Península de Yucatán con una de las ofertas de sabor más vanguardistas “que atiende las necesidades del mundo moderno”, explicó Aldo Vado, socio director de la compañía. 

Para presentar la bebida que tiene origen la mítica ciudad de Santiago Matatlán, Oaxaca, se organizó una cata de mezcal dirigida por Harumi Cosau, embajadora del mezcal en Yucatán, donde además de compartir su técnica de degustación, dio una charla mezcalera contextualizando cada una de las bebidas que disfrutaron durante esta experiencia.

A través de un comunicado dirigido al público, se dio a conocer que Modestia Aparte hace su arribo a una de las zonas del país con mayor gusto por las bebidas tradicionales de calidad y con un empaque sofisticado.

“Somos una empresa dedicada a la comercialización de productos mexicanos que surge de la pasión por la riqueza cultural de nuestro país, para enaltecer la gastronomía, bebidas y artesanías”, explicó Aldo Vado. 

Durante la cata, se enfatizaron las propiedades del mezcal, mismas que se apreciaron en la punta de la lengua, tanto las notas dulces de las azúcares del agave, como los sabores ahumados, ácidos y dulces, producto de sus procesos de cocción y fermentación.

“Para saborear el mezcal se dice que le das ‘besitos’ dale un trago, pásalo por toda la boca, mantenlo unos momentos en tu boca y después deja que corra por tu garganta”, añadió Cosau.

El espíritu de esta bebida es la concentración alcohólica lograda a través del proceso de destilación; además influyen el tipo de agave, la variedad, la zona donde creció y, sobre todo, que el agave haya cumplido su ciclo de vida de ocho a 10 años.