MÉRIDA, Yuc., 21 de noviembre de 2020.- El regulador de seguridad de la aviación europea espera autorizar el vuelo del Boeing 737 MAX en enero, uniéndose a los Estados Unidos en el levantamiento de la inmovilización impuesta a raíz de dos accidentes, dijo su máximo representante en declaraciones emitidas el sábado.

“Es probable que en nuestro caso adoptemos las decisiones que permitan que él (avión) vuelva a entrar en servicio en algún momento de enero”, dijo Patrick Ky, director de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) durante el Foro Aéreo de París.

El 29 de octubre de 2018, el vuelo 610 de Lion Air, operado por un Boeing 737 MAX con dos meses de servicio,​ se estrelló al salir del aeropuerto de Yakarta hacia Pangkal Pinang en Indonesia.

El gobierno local encontró los restos de la aeronave, donde murieron 188 personas: 178 pasajeros adultos, un niño y dos bebés, así como dos pilotos y cinco miembros del personal de cabina.

Cinco meses más tarde, el vuelo 302 de Ethiopian Airlines, operado por un Boeing 737 MAX con cuatro meses de servicio, se estrelló el 10 de marzo de 2019 con 157 personas a bordo resultando todas fallecidas.

Por lo menos 31 aerolíneas de China, Indonesia, Marruecos y otros países suspendieron la totalidad de operaciones con aeronaves de este modelo mientras se conocen las causas del siniestro.

En total, fueron retiradas de circulación 200 de las 350 unidades que hay en servicio. Tras este accidente, Boeing dijo que tendría antes del mes de abril la actualización del sistema MCAS “para hacer aún más seguras las aeronaves”.