MORELIA, Mich., 7 de abril de 2021.- Aunque en muchas ocasiones las redes sociales han servido para atacar a un personaje e incluso acabar con su vida pública, este miércoles se demostró la solidaridad que ellas puedan generar, este es con el caso del pequeño Tomás, un niño chileno que sufre de un tumor cerebral y que su sueño es ser Youtuber.

Y es que, desde temprana hora, en diversos grupos y páginas de Facebook, así como en Twitter, se dio a conocer la conmovedora historia, en donde el pequeño que inició su canal de YouTube hace unos días con la única intención de llegar a ser un influencer y que YouTube le reconociera ello por medio de la ya conocida placa que entrega por cantidad de subscriptores.

De inmediato la comunidad se movilizó invitando a suscribirse al canal del menor y acumular reproducciones en sus videos que van un unboxing de un teclado hasta la denuncia de estafa de personas que buscan dinero mediante transacciones bancarias.

Sigue leyendo en Quadratín Michoacán.