MÉRIDA, Yuc., 13 de octubre de 2021.-Las ventas para fieles difuntos y el hanal pixan será lo que determine la forma en que va cerrar el año para los artesanos de Dzitya cuyas ventas están por debajo del 50 por ciento y se han visto obligados  combinar su trabajo con otras actividades productivas como cría de aves de traspatio o la carpintería para obtener ingresos económicos.

Aunque en el mes de agosto se realizó una feria de artesanías en la comunidad, las ventas no fueron las esperadas para los diferentes talleres ya que fueron muy pocas las personas que visitaron la muestra, señaló el artesano Eribiel Manzanero.

El trabajador del taller El Centro comentó que, en su caso, han tenido que cambiar de giro durante la pandemia a la carpintería y reparación de muebles desde closet, comedores, puertas y mesas.

En el taller, que tiene 35 años dedicado al tallado de madreras como el guayacán, granadillo, ciricote, chacte, dzalam y belsinanche para la elaboración de artículos y accesorios de decoración para restaurantes y casas como salseros, platos, esculturas e imágenes religiosas entre otros objetos.

Entrevistado en el establecimiento ubicado en la plaza principal del municipio, señaló que el mes de diciembre pretenden hacer una exposición de artesanías del 12 al 24 para tratar de  terminar el año con mayores ingresos.

Otro artesano, José Luis Piste, dijo que la mayor parte del año la situación económica ha sido muy difícil, sin embargo, con el fin de las restricciones algunos restaurantes empezaron a trabajar más en forma y han estado recibiendo pedidos tanto de reparación como de artículos nuevos.

Don José Luis dijo que en el taller, antes de la pandemia, eran ocho empleados y se vieron en la necesidad de despedir a la mitad porque no salía para pagar el salario, agregó que los que continúan es porque son familia, pero tuvieron que dedicarse a otras actividades como la cría de aves de patio para obtener ingresos.

Hasta el momento, los únicos que los han apoyado dijo que son sus clientes mayoristas, sin embargo, están entregando la producción sin cobrar y les pagan una vez que se comercialice el producto como una forma de apoyarse de forma mutua.

El encargado del taller Artesanías Dzitya dijo que también las tiendas de artesanías están comenzando hacer sus pedidos y esperan terminar el año de mejor manera, sin embargo, las ventas para fieles difuntos es lo que podrá determinar cómo va cerrar el año.