MÉRIDA, Yuc., 4 de mayo de 2021.- El Centro Municipal de Control Animal (CEMCA) de Mérida, dio en adopción a un grupo de cachorros que dieron positivo a moquillo, denunció la organización Huellitas Amigas, que el pasado viernes 30 de abril realizó una manifestación a las puertas de dicho lugar.

“Hoy se les hizo pruebas de moquillo y parvo a los bebés rescatados del CEMCA, de los cuales resultaron positivos a moquillo”, compartió a través de sus redes sociales el colectivo que lucha en contra “del exterminio en la perrera”.

Huellas Amigas reprochó que dicho centro diera en adopción a cachorros con enfermedades que pueden contagiar a otros animales, cuando los funcionarios a cargo de dichas instalaciones aseguraron que únicamente dan en adopción a los animales que ya pasaron por un chequeo veterinario.

“En todo centro de adopción canino no se puede dar a un perro si no está esterilizado, 

Advirtieron que ante la falta de pruebas y un tratamiento en el CEMCA, posiblemente los cachorros de dos meses no sobrevivan: “nos pusieron en su papel de adopción que los perritos tenían su estado ‘bueno’ y pues no es así (…) lamentablemente es muy difícil salvar a bebés de distender en su estado”.

El moquillo es una de las enfermedades más peligrosas entre los caninos y es altamente contagiosa. Los cachorros que contraen moquillo puede generar desde convulsiones, secuelas graves en su sistema nervioso y pérdida de la vista, hasta la muerte. 

La carga viral de esta enfermedad es muy alta y se expulsa del cuerpo del animal a través de la orina y las heces, dejando el virus hasta por meses en algunas superficies, por lo que es necesario realizar una desinfección constante para evitar el contagio de otros perros.

Cabe destacar que según el médico veterinario zootecnista Roberto Echeverría, encargado del CEMCA de Mérida, hasta el pasado viernes este espacio perteneciente al ayuntamiento de Mérida refugiaba a cerca de 40 perros adultos y 22 cachorros, además de 14 gatos.