MÉRIDA, Yuc., 13 de octubre de 2021.- Bárbara decidió hacer público el caso de acoso que vive desde hace aproximadamente 9 años por parte de Juan Carlos R.R. quien de manera intermitente, desde 2012, la contacta a través de redes sociales para acosarla, le ha robado prendas intimas e incluso en una ocasión entró al domicilio de la mujer por la madrugada, afortunadamente, no le hizo daño, pero la joven se dice desesperada ante la situación que denunció en 2015, pero que no procedió por falta de pruebas.

“Juan Carlos R.R. es un acosador y fetichista el cual ha estado desde el 2012 acosándome de manera intermitente (aparece por un tiempo y vuelve a desaparecer)…robaba mi ropa interior del tendedero de mi casa y luego los aventaba devuelta con su número de teléfono para que yo me comunicara con el. Por desgracia él un día entró a mi habitación por la madrugada e intento propasarse, por fortuna no hizo nada y pude sacarlo de mi recamara, hubo una denuncia por acoso (jamás procedió, porque no había pruebas, aproximadamente por eso del 2015). Dejé de saber de el y solo pasaba de ves en cuando por mi casa, pero nunca se pudo hacer nada”, indica la mujer.

Según indica, a principios de este año, el sujeto volvió a contactarla a través de Facebook, por lo que Bárbara acudió de nueva cuenta a presentar una denuncia por acoso, sin embargo, a consideración de las autoridades, no cuenta con suficientes pruebas.

“El día viernes recibí un mensaje de WhatsApp, aún no se cómo ha conseguido mis datos porque jamás trate con él ni nada, yo no lo conocía, sin embargo supe que era él gracias a qué me ayudaron a investigar y el día de ayer recibí más mensajes que no me han dejado dormir nada tranquila”.

Bárbara asegura no poder vivir tranquila ante el constate temor de que este sujeto pudiera hacerle algo y se siente frustrada ante la inacción de las autoridades en su caso.

“Es una situación cansada, frustrante con las autoridades y su falta de apoyo y realmente causa mucho miedo saber que desde hace 9 años alguien constantemente está observándote”.