CIUDAD DE MÉXICO, 7 de mayo de 2021.- Como parte de la distorsión, el presidente Andrés Manuel López Obrador recurre a la desinformación para atacar una vez más la labor de defensa de derechos humanos que realiza ésta y otras organizaciones de derechos humanos.

Y, al mismo tiempo, guarda silencio por la espiral ascendente de violencia contra la prensa, criticó la organización internacional de derechos humanos por la defensa de la libertad de expresión y el derecho a la información, Artículo 19.

En 2020, documentó 692 agresiones contra la prensa, un incremento del 13.6 por ciento respecto al año anterior. El 49.5% fueron cometidas por agentes del Estado (funcionarios públicos, fuerzas de seguridad civiles y armadas), manteniéndose como los principales agresores de periodistas en México.

Sigue leyendo en Quadratín CDMX