CIUDAD DE MÉXICO., 11 de junio de 2021.- El ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar reconoció que el país tiene una deuda “terrible” en Derechos Humanos con las personas que se encuentran recluidas en centros penitenciarios quienes no contaron con recursos para una adecuada defensa debido a su condición económica. 

“Nuestras prisiones están repletas de gente pobre, de gente que no tuvo los recursos para acceder a un abogado de calidad que los defienda, nuestras prisiones están llenas de inocentes a los cuales se les fabricaron delitos por medio de la tortura”, refirió el Presidente del Poder Judicial al impartir una conferencia por la conmemoración de la reforma constitucional en materia de amparo y derechos humanos.

Zaldívar señaló que desde la presidencia del Poder Judicial buscan impulsar a la Defensoría Pública para que logre defender a las personas vulnerables de ser víctimas de algún exceso debido a las condiciones de pobreza que los agobian. 

Seguir leyendo Aquí