Aldama, Chiapas a 20 de julio de 2020.- La mañana del pasado domingo, tres niñas indígenas tsotsiles de la comunidad de Cocó esquivaron las balas que grupos de hombres armados les dispararon desde las montañas de Chenalhó y lograron resguardarse junto con el resto de sus familias en una hondonada que realizaron en su vivienda para estos casos en que sus vida peligra.

El domingo a las 7:28 de la mañana, un vehículo Tsuru blanco con un tripulante transitaba por la carretera de terracería, única vía de comunicación entre la cabecera municipal y las comunidades de este municipio; fue atacado a balazos, a la altura de la comunidad de Cocó, momento en que El Universal y Quadraatín Chiapas recogíantestimonios de la violencia, sin lograr dañarlo.

Segundos después, dos niñas salen de la parte baja de una vivienda, mientras la otra corre por la calle para alcanzarlas, se escuchan las detonaciones de armas de fuego que provienen de las montañas de Chenalhó, y las menores logran ponerse a salvo atrás de una pared de tabla y concreto, para luego ingresar a la vivienda donde lograron reunirse con el resto de la familia.

Sigue leyendo Quadratín Chiapas