Otro cheque en blanco

Eduardo Torreblanca Jacques

El Presidente de México va por su segundo cheque en blanco para tener la manga ancha para hacer en el Congreso los cambios legislativos que garanticen la irreversibilidad de su proyecto.

Es posible que los votos electorales hacia la mitad del año entrante, no le favorezcan y pierda la confianza ciudadana necesaria para que los cambios que impulsa puedan pasar a ser leyes por su sola voluntad y sin necesidad alguna de negociar con otros partidos que se oponen a sus voluntades.
Se noto cierta prisa al poder Ejecutivo en conseguir sacar adelante las modificaciones a la Ley del Banco de México.

Pasaron como si nada en el Senado, pero los medios de comunicación y quienes algo sabemos del asunto financiero nos encargamos de alertar la poca prudencia que la iniciativa tenía.

Todavía hubo una segunda intentona de imponerlos pero las reacciones nacional e internacionales volvieron a exigir que ese bote fuera pateado para alguna semana de enero de 2021. En serio que querer a como dé lugar sacar adelante estos cambios en Banxico va a representar un problemón que tendrá facturas muy altas en los siguientes meses e incluso años.

Como se ve que que eso del mundo financiero simplemente no se les da aunque la iniciativa sigue con vida.

Lo cierto es que el Presidente de México procura obtener a mediados del año entrante un cheque, otro, en blanco para avanzar en el cambio que procura.

No debe tener temor el titular del Poder Ejecutivo en repetir la mayoría en la voluntad ciudadana. A pesar de la pésima estrategia de atención a la emergencia sanitaria y de los muy malos resultados económicos previos a la pandemia, al menos 20 millones de mexicanos acudirán a mediados del año 2021 a refrendar su confianza en el gobierno que sostiene las riendas federales.

Le reiterarán la confianza a su persona y a las aspiraciones de Morena al Senado y a la Cámara de Diputados.

Sin duda, ha perdido partidarios pero a pesar de los pesares, al menos los 20 millones de beneficiarios de su política social irán a las urnas para reiterar su deseo de que esas políticas continúen y que los cambios no tengan problema alguno para seguirse expresando.

Mientras tanto, vivimos los últimos días del 2020 negro con un confinamiento obligado en el Valle de México y la ciudad capital. Esto tendrá costos económicos extras y para cientos de empresas de pequeñas dimensiones será la puntilla. Esas empresas vivían su vida productiva prendidas con alfileres y esto se los retira.

La administración de esta emergencia sanitaria ha sido desastrosa a pesar de lo cual la popularidad del mandatario no cae y su amplio margen legislativo parece mucho muy probable.

A menos que haya nuevas metidas de pata, para lo cual esta administración Federal tiene vocaciones.

Feliz Navidad a todos los lectores y a la comunidad de Quadratín.

Los deseos más sinceros de que haya salud, indudablemente el principal activo de la vida.

*

@etorreblancaj en Twitter

En Facebook en Entorno al Dinero, Economía de Frente y en Universo Pyme.