MÉRIDA, Yuc., 29 de junio de 2020.- “Aunque parezca disco rayado, que se cuiden y si no tienen a nada que salir que no lo hagan” advirtió el Cirujano General Luis Alberto Navarrete Jaimes, luego de confirmar que el área habilitada para atención de Covid 19 en la Clínica de Mérida se encuentra ocupada en su totalidad.  

“Hemos estado trabajando, cada mes ha ido aumentando y las camas que teníamos destinadas para atención Covid han sido ocupadas en su totalidad. ¿Qué es lo que pasa? Que son pacientes que no son pacientes que duran tres o cuatro días, sino que permanecen hasta cuatro semanas, obviamente su rotación es limitada”. 

En entrevista para Quadratín refirió que desde el inicio de la emergencia sanitaria, el hospital privado habilitó al menos ocho cuartos para atender coronavirus y un área de vigilancia para cinco pacientes, sin embargo, desde hace unos días se quedaron sin capacidad debido al incremento en los casos. 

Aunque no tenía el dato exacto, indicó que en la Clínica se han atendido a un aproximado de 30 pacientes con Covid 19, de los cuales, entre siete y ocho requirieron apoyo respiratorio. Sobre los costos indicó que pueden ir desde los 500 mil hasta los dos millones de pesos, dependiendo del tiempo de hospitalización, insumos que se ocupen y los medicamentos que se suministren, “hay anti inflamatorios que cuestan entre 30 y 40 mil pesos, dosis única, pero a veces se requiere un refuerzo, entonces se debe volver a aplicar”. 

Navarrete Jaimes afirmó que más que el costo económico de la enfermedad, se debe poner especial atención en lo cansado que puede llegar a ser el coronavirus, tanto para los pacientes que tienen que lidiar con la sensación de falta de aire y el sentimiento de ahogo, como con el personal médico y de enfermería que pasa al menos 8 horas con el equipo de protección. 

“Deja el precio, el desgaste para el personal médico y de enfermería; no sabes lo incómodo que es tener el overol, la careta, los goggles, cubrebocas, pues a pesar de tener aire acondicionado se sofocan, se cansan y terminan con heridas en cara, orejas, dolor de cabeza. El personal atiende muy bien pero se cansa y tenemos que estarlo rotando o descansando cada 15 días para evitar desgaste”. 

Por lo anterior reiteró el llamado a los yucatecos para que no salgan de su casa si no es necesario, además de que continúen adoptando las medidas sanitarias como el uso de cubrebocas, gel antibacterial, lavado de manos y sobre todo evitar reuniones y mantener la sana distancia. 

“Es la única manera en la que no te vas a enfermar o te vas a enfermar menos, porque la carga viral que recibes es muy baja. Si seguimos como si tuviéramos una vida normal, la carga será alta y la atención complica, pues deben recordar que el personal de salud también se enferman”.