MÉRIDA, Yuc., 7 de mayo de 2021.- Otro caso de un árbol “anillado” se dio a conocer a través de redes sociales, donde presuntamente un vecino del fraccionamiento Loma Bonita busca acabar con un ejemplar de neem, debido a que daña y llena de hojas su banqueta.

El neem que presenta un severo daño en su corteza está ubicado en el cruce de la calle 27A por 24A del mencionado fraccionamiento ubicado al norte de Mérida, a escasos metros del tronco de otro árbol que ya se encuentra totalmente seco, después de haber sido sometido a la misma técnica que atentó contra su integridad.

“Creo que es por la basura que hacen sus hojas, el otro de aquí en octubre estaba super lindo y le comenzaron a hacer eso, porque tiraba muchas hojas y supongo que caía en el patio de ahí. De este lado mi mamá y yo recogíamos la basura, pero de ese lado no recogían nada y supongo que les caía en su patio”, señaló una vecina que ha atestiguado ambos casos.

Recordó cómo la copa del árbol seco, que tenía poco más de cuatro metros de altura, generaba la sombra suficiente para refrescar una parte de la calle, sin embargo, eso no fue suficiente para que otros vecinos acabaran con él: “cuando estaba el árbol todo mundo peleaba por estacionarse ahí, todos se quejan de que hay calor y hacen eso, la verdad es que yo no estoy de acuerdo”.

Anillado de árboles en Mérida

El anillado de un árbol se trata de la remoción completa de una banda de corteza y el cambium de toda la circunferencia de su tronco. Esta práctica común para “asesinar árboles” daña los tejidos protectores externos y el floema del árbol, mismo que muere si no es capaz de rebrotar desde debajo del anillado.

El caso registrado en el fraccionamiento Loma Bonita se suma a otro similar, dado a conocer el pasado mes de abril por el usuario de Facebook, Mario Ovies Gage, quien denunció el daño que sufrió un árbol de algarrobo ubicado en la calle 32 con 77 de la colonia Montes de Amé.

Aunque dicho árbol fue intervenido por personal de la Unidad de Desarrollo Sustentable de Mérida, el pronóstico es que muera en poco tiempo, debido al daño que se le causó.

“Esto no puede seguir así, los árboles en esta ciudad no sobran y no nos podemos dar el lujo de estar talando”, reprochó Ovies Gage a través de la red social.

Finalmente, otro caso semejante tuvo lugar el pasado jueves en la calle 30 con 15-A de la colonia Nueva San José Chuburná, donde los supuestos dueños de dos árboles que se encontraban sobre la banqueta, mandaron a podar todo su follaje, presuntamente porque la sombra era aprovechada por otro vecino.