MÉRIDA, Yuc., 22 de noviembre de 2020.- En vísperas los festejos a la Virgen de Guadalupe, que en México se celebra el 12 de diciembre de cada año, la Arquidiócesis de Yucatán hace un llamado a sus feligreses para evitar novenarios, peregrinaciones y antorchas masivas, en apego a las recomendaciones emitidas por las autoridades de Salud en la entidad.

“No se trata de que no celebren a la Virgen ni que la fe se apague, se trata de hacerlo adaptado a la nueva normalidad”, explicó en entrevista con Quadratín, el padre Jorge Martínez Ruz, vocero de la Iglesia Católica en Yucatán.

“Está bien que se hagan, pero solamente en familia, no con invitados, no con gente de fuera”. 

A través de un comunicado oficial, emitido el 19 de noviembre, la Arquidiócesis de Yucatán indicó una serie de recomendaciones a sus fieles en torno a la celebración de la Virgen de Guadalupe en tiempos de la pandemia de Covid 19.

El documento asegura que si bien esta fiesta “convoca a muchísimos fieles”, que incluso comienzan con los preparativos desde semanas o meses antes, “no se deben relajar las medidas adoptadas (…) que hemos asumido en el proceso de reapertura del culto”.

“En cuanto a las familias que tradicionalmente ofrecen la novena a la Virgen de Guadalupe convocando a un gran número de gente, se les pide solo hagan con la familia nuclear y no soliciten celebraciones especiales con presencia de ministro ordenado, puesto que se podría propiciar un ambiente de alto contagio”, se lee en el comunicado firmado por el arzobispo de Yucatán, Gustavo Rodríguez Vega.

Por este año se suspenden las peregrinaciones con o sin antorcha y se cancelan las celebraciones litúrgicas en talleres, fábricas o lugares similares, porque “el permiso para la reapertura del culto es para los templos” y no para otros sitios donde sería complicado mantener el control de las medidas sanitarias.

“Nadie piense que la santísima Virgen María de Guadalupe se va a sentir desairada por la falta de las manifestaciones tradicionales de devoción y amor (…) si alguien quiere hacer algo más (…) tengan en cuenta que la mejor forma de honrarla es con actos de caridad”, indica la iglesia.

Por último, el arzobispo Rodríguez Vega informa que el próximo 12 de diciembre, ofrecerá la santa misa desde el Santuario de Guadalupe en San Cristóbal, la cual será transmitida a través de las redes sociales de la Arquidiócesis de Yucatán.

Para este año no esperan la llegada masiva de antorchistas y peregrinos, puesto a que contarán con un aforo reducido en el Santuario y en esta ocasión, la Policía Municipal no contempla cerrar viales alrededor de San Cristóbal.

“Nosotros hemos dicho que no vayan, que se queden en sus casas y desde ahí sigan las transmisiones, porque hay que evitar los contagios (…) habrán misas pero no van a ser tantas como cada año, el acceso contará con todos los protocolos sanitarios, el aforo es del 30 por ciento y cuando este se llene, no pueden entrar más”, concluyó el vocero de la iglesia católica en Yucatán.