MÉRIDA, Yuc., 27 de julio de 2020 .- El respeto a los animales debe ser uno de los ejes en que el gobierno de cada entidad federativa debería apuntalar esfuerzos, como parte de una permanente cultura de la paz. Sin embargo, para el médico veterinario, Fidel León Sánchez, director general del Hospital Dog Hunter, aún existen muchas lagunas en cuestión de la ley del maltrato animal, por ello la importancia de la cultura de la denuncia. 

En entrevista para Quadratín, informó sobre el reciente caso de maltrato a Leonardo, un perrito que sufrió severas heridas cortantes, “aparentemente con un machete en la cabeza. “Este perrito es un amor, no llora, no se queja, así como venía con las heridas lo pudimos sacar de la transportadora, pensamos que atacaría por dolor pero no ocurrió”, señaló.  

Detalló que, casos como este, es posible que alguien haya visto algo de lo que sucedió, “lo adecuado sería que ese alguien ponga su granito de arena y haga su denuncia para dar seguimiento, sabemos que a veces esto necesita tiempo pero es parte para avanzar como sociedad”.

Cuestionado por los casos de maltrato animal que se han dado durante esta pandemia, destacó que, la realidad es que en este confinamiento,“no podría decir que han aumentado o disminuido, más bien, no han dejado de haber casos”, por lo que lamentó que los ciudadanos, carezcan de consciencia, ya que, “los animales son seres vivos que merecen respeto y que no están exentos del dolor”. 

El Hospital Dog Hunter trabaja de forma altruista con algunos rescatistas a los cuales apoyan con precios especiales o descuentos al público en general, incluso en algunos casos manejan la línea de crédito “como es el caso de Huellitas de Amor, nosotros atendemos sus casos en cuestión veterinaria.”  

La mecánica es que Huellitas de Amor lleva al paciente al Hospital y los especialistas le dan un diagnóstico y con base a eso trabajan médicamente y conforme va mejorando, nuevamente los rescatistas se hacen cargo de buscar un hogar para darlo en adopción, detalló. 

En este contexto,  estudios e investigaciones demuestran que existe un estrecho vínculo entre el maltrato a los animales y el maltrato infantil, el maltrato de ancianos, la violencia de género y otras formas de violencia interpersonal. Intervenciones preventivas que buscan otorgar una protección especial a las personas más vulnerables, deben tomar este vínculo en cuenta y no pueden dejar de lado el maltrato animal. 

Cabe recordar que, organizaciones de la sociedad civil impulsaron la inclusión del “Maltrato Animal” en el Código Penal para Yucatán. Posterior al análisis realizado por los legisladores, se decidió adicionar un capítulo único dedicado al maltrato o crueldad en contra de éstos. Dicha reforma fue publicada en el Diario Oficial del Estado el día 2 de mayo del año 2013.