MÉRIDA, Yuc., 28 de julio de 2021.- Por el homicidio de un niño y el encubrimiento de dicho crimen, la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Procuraduría de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes (PRODENNAY) lograron una condena histórica para este tipo de crímenes en la entidad, 40 años de cárcel para el homicida y 6 años y 3 meses para la madre del menor que encubrió el crimen.

En audiencia celebrada ayer 27 de julio, el Tribunal Segundo de Juicio Oral, dictó una sentencia de 40 años y 8 meses de prisión, el pago de reparación de daño por un 742 mil 812 pesos, sin el beneficio de sustitución de pena a Luis “N” por homicidio calificado y lesiones en contra de la víctima.

También se dictó sentencia de 6 años y 3 meses de prisión y 80 mil pesos de reparación de daños, así como, la pérdida de los derechos de familia, sin beneficio de sustitución, a Mayté “N”, madre de la víctima, por encubrimiento del agresor.

Este fallo condenatorio, sienta un precedente histórico pues es la pena máxima que se ha otorgado contra el agresor de una niña, niño o adolescente. Asimismo, se logró que se responsabilice a la madre de la víctima por el delito de encubrimiento.

El histórico fallo pudo lograrse a través del trabajo coordinado de la FGE y la PRODENNAY, quien tuvo a su cargo el acompañamiento psicológico y preparación del hermano de la víctima quien fue pieza fundamental en el proceso, toda vez que fue testigo de los hechos.

Asimismo, el equipo de la PRODENNAY también proporcionó el acompañamiento jurídico a través de la representación legal del niño y asesoría jurídica al padre de ambos niños.

Por su parte, la FGE tuvo a su cargo la integración de la carpeta de investigación y de la formulación de la acusación en contra de los agresores, los cuales fueron denunciados en julio de 2020. En el desarrollo de la integración de la carpeta de investigación y del proceso penal, se logró comprobar que las agresiones habían sido de manera reiterada y con conocimiento de Mayté “N” madre de la víctima.