MÉRIDA, Yuc., 26 de octubre de 2020.- Debido a la trayectoria que la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) pronostica para el paso del Huracán Zeta y a que el manto freático de la Península de Yucatán se encuentra a su máximo nivel, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), a través de la 32 Zona Militar, prevé que las principales afectaciones producidas por el fenómeno meteorológico sean causadas por las inundaciones que dejarán sus lluvias.

“Esperamos que por la gran nubosidad, la gran cantidad de precipitación de aguas y porque lamentablemente el acuífero de la Península ya está sobrecargado, seguramente vamos a tener inundaciones, eso es lo que esperamos que suceda”, mencionó en conferencia de prensa el General Oscar David Lozano Águila, jefe del estado mayor de la Décima Región Militar.

Debido a lo anterior, desde la mañana de este lunes inició la aplicación del Plan DN-III-E en su fase de prevención, para lo que la Sedena cuenta con más de 5 mil 700 efectivos y 470 vehículos, distribuidos en los tres estados de la Península.

Además de esto, Yucatán cuenta con 369 efectivos de la Guardia Nacional, Quintana Roo con mil 430 y Campeche con 652, que por primera vez se unirán a las acciones que el Ejército Mexicano aplica para mitigar los posibles daños causados por el paso del fenómeno natural.

“Estamos trabajando juntos para lograr que los tres componentes de las fuerzas armadas y de seguridad pública, podamos organizar nuestro esfuerzo para ayudar a las familias a superar el desastre, esperemos que los efectos del huracán Zeta no sean tan graves”.

Adicionalmente, en caso de que la afectación supere la capacidad de este personal conjunto, la Sedena cuenta con la Fuerza de Apoyo para Casos de Desastre, que podría llegar desde la capital del país con 422 efectivos, 20 vehículos y cuatro aeronaves. 

“Si el fenómeno rebasa las capacidades que tenemos para responder y apoyar a la población, podemos solicitar a la fuerza de apoyo para casos de desastre y estaría aquí en máximo 24 horas”, añadió Lozano Águila.

También se desplegaron distintos agrupamientos en el oriente de Yucatán, que comprendidas por células de sanidad, de intendencia y de transmisiones, que se añaden a los equipos de evaluación de daños, de seguridad, de maquinaria pesada y de plantas potabilizadoras.

De igual forma, la Sedena cuenta con dos cocinas comunitarias en Yucatán, de las cuales una se instalará en el municipio de Tizimín, mientras que la otra se quedará en Valladolid, para esperar si se requiere de su apoyo en Quintana Roo.

“La primera de ellas se irá a las zonas de Tizimín, con la intención de apoyar a las poblaciones al noreste de Yucatán y vamos a tener de reserva la cocina comunitaria en Valladolid, para de acuerdo a como se comporte el fenómeno, ver si es necesario enviarla hacia Cancún o Playa del Carmen”, indicó Lozano Águila.

El convoy en donde viajan 118 elementos, entre ellos 10 oficiales, partió con rumbo a la posible zona de desastre desde Mérida, cerca de las 19 horas de este lunes.

Hasta las 15 horas de este lunes, el huracán Zeta categoría 1 se localizó a 231 kilómetros al sureste de Xcan, Yucatán. Presenta movimiento de 17 kilómetros por hora, con vientos sostenidos de 130 kilómetros por hora y rachas de hasta 160 kilómetros por hora.