MÉRIDA, Yuc., 21 de agosto de 2021 .- Yucatán es un estado que es sinónimo de variedad en ropa típica, por medio de los bordados que son la identidad de la cultura maya y que, por lo general, se transmite en el seno familiar.

El Museo Palacio Cantón, como espacio de diálogo y activación de las tradiciones en el mundo contemporáneo, habla sobre esta tradición y la persistencia de las puntadas en la vestimenta típica de la Península de Yucatán. 

Silvia Carrillo Jiménez, profesora de la Universidad Marista explicó a través de un conversatorio, que por muchos años, ha permanecido el “punto de cruz”, un popular bordado en el que usan puntadas cuya forma final es una equis, “la puntada es una mezcla como resultado de  La Colonia, no había los materiales que fueron traídos por los españoles pero antes había bordados y uno de esos es X’manikté, que significa siempre viva”.

Sin embargo, refirió que esta técnica es una que podría estar en “peligro de extinción” porque muy poca gente sabe hacerlo, se utiliza mucho hilo y es poco valorado. Además de que hay muchos jóvenes que ya no están interesados en aprender a bordar. 

Recordó que existe un proyecto titulado “X’manikté”, innovador proyecto participativo entre fotógrafos profesionales y bordadores, el cual ha permitido dar muestra de apreciación y reconocimiento de los ancestrales y emblemáticos bordados en Yucatán.    

Cabe recordar que esta tradición, El bordado yucateco, data de la época prehispánica, pues incluso en el cenote de Chichén Itzá se han encontrado vestigios de prendas con el bordado maya “chuy cab” (“punto de satín” en español).

En la mesa panel también se contó con la presencia de Maritza del Carmen Yeh Chan, originaria del municipio Felipe Carrillo Puerto en Quintana Roo, coordinadora de mujeres mayas; María Fernanda Ortiz Fernandez, investigadora de técnicas de bordado, y como moderador el director del Museo Regional Palacio Cantón, Bernardo Sarvide Primo.