MÉRIDA, Yuc., 21 de agosto de 2021 .-  Los hay de todos los tamaños, chiquitos, grandes, gorditos, peludos, con poco pelo, juguetones, alegres o gruñones, pero todos los perros tienen una cosa en común: la capacidad de dar amor incondicional a los humanos, lo que los vuelve los mejores amigos de hombres y mujeres.

El Día Mundial del Perro se festeja cada 21 de julio desde el 2004, una jornada que pretende homenajear a estos animales por su lealtad y amor incondicional, además de concientizar sobre la alta tasa de abandono que sufren.

“El día fue creado para concientizar sobre el maltrato y el abandono que millones de perros sufren todos los días. Por eso la importancia de concientizar a la población… Yo todos los fines de semana salgo hasta con 50 kilos de croquetas para darles a los que son callejeros”, dijo Zita Vera Rangel, representante nacional de la organización Un Millón de Esperanzas.

Algunos objetivos de esta jornada, señaló que, además de dar visibilidad de la cantidad de abandonos que los canes sufren en verano, son también aspectos como terminar con los espectáculos en los que los perros sean denigrados, castigados o maltratados, reconocer que tienen derechos como seres sintientes y  terminar con el sacrificio indiscriminado de muchos de ellos en algunas perreras y fomentar su adopción.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 70 por ciento de los perros alrededor del mundo viven sin hogar. Esto significa que hay unos 300 millones de perros (aproximadamente) que han sido víctimas de abandono. Este es el motivo principal que motivó a instaurar el Día Mundial del Perro.