MÉRIDA, Yuc., 29 de junio de 2020.- Los mil 500 millones de pesos que el gobierno de Yucatán logró reducir de la deuda estatal que se tienen por concepto del Gran Museo del Mundo Maya, “no es dinero extra, sino dinero que se iba a pagar en los próximos 12 años y que logramos ahorrar”, aclaró el mandatario estatal, Mauricio Vila Dosal.

En entrevista para Cadena Rasa, el mandatario destacó que el dinero permitirá generar acciones que no se hubieran podido hacer, pues el recurso se iría en pagar los intereses del recinto.

“Si no lo teníamos (los mil 500 millones de pesos) íbamos a tener que dejar de hacer cosas con las que apoyamos a los yucatecos, es algo bueno que se ha logrado; desde que era gobernador electo me di a la tarea de acercarme a las empresas que son las acreedoras de este contrato (del Museo) y decirles que las condiciones de pago eran inaceptables para el nuevo gobierno”.

El viernes pasado Mauricio Vila anunció una iniciativa que envió al Congreso del Estado para reducir la deuda por la construcción y operación del Museo hecho en la administración de Ivonne Ortega Pacheco. En su mensaje precisó que, de acuerdo con la tasa de inflación, la deuda podría llegar a los seis mil 415 millones de pesos, pero con esta negociación se pagarían solamente cuatro mil 815 millones.

La iniciativa, que está en manos del Poder Legislativo para su aprobación, específica: “se ha identificado que el esquema de pagos en caso de terminación de Contrato de Prestación de Servicios del Gran Museo del Mundo Maya puede ser optimizado con el objeto de que, si se optara por terminarlo anticipadamente, el pago correspondiente no represente una indemnización que el estado deba erogar de inmediato y mediante una sola amortización”.

De acuerdo con el esquema propuesto por Banorte, el gobierno pagaría 97.04 millones de pesos en lo que resta de 2020; 201.84 millones en 2021; 209.91 millones en 2022 y 218.31 millones en 2023.

Para 2024 el pago anual sería de 238.58 millones; en 2025 de 248.12 millones; 258.05 millones en 2026; para 2027 deberán cubrirse 268.37 millones; 279.01 millones en 2028 y 290.27 millones en 2029.

Los últimos pagos, correspondientes a 2030, 2031 y 2032, el estado deberá pagar de manera anual 301.88 millones; 313.96 millones y 163.26 millones de pesos, respectivamente, lo que reflejaría el ahorro millonario.

El pasado 5 de abril, durante la toma de protesta de la nueva directiva de Coparmex Mérida, Vila Dosal anunció que ya estaba negociando con Banorte la deuda del Gran Museo del Mundo Maya, pues la administración estatal destina más de 280 millones de pesos anuales.

Dos días después, la Secretaría de Administración y Finanzas (SAF) lanzó la licitación pública para poder renegociar los intereses de la deuda que originalmente asciende a 3 mil 773 millones 695 mil pesos.

El contrato original marca como fecha de vencimiento junio de 2032, si bien la renegociación mantiene esa fecha como la final, según se señala, se logra una reducción en los pagos, además de que se genera un menor impacto en las participaciones federales.