MÉRIDA, Yuc., 24 de noviembre de 2021.- “Vamos a explorar la posibilidad de presentar una reforma para el Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (Isstey)”, anticipó el gobernador Mauricio Vila, pues de no hacerlo, representaría un riesgo para las finanzas del estado.

Durante su intervención en la ceremonia por el 115 aniversario de la Canaco Mérida, el mandatario recordó que para este año su administración dio al instituto 280 millones de pesos para el pago de pensiones y jubilaciones. Para 2022 prevé inyectarle 350 millones de pesos, cantidad que año con año estaría aumentando.

“Durante muchos años, administraciones pasadas dejaron de pagar cuotas, en la administración anterior a nosotros se hizo una reestructuración y se dieron en pago los terrenos de Ucú, sin embargo, esto también se dejó de pagar por algunos meses y se generó otro adeudo. Para poder tener liquidez, tenemos que vender esas cerca de 3 mil hectáreas con valor de 2 mil 600 millones de pesos, pero no hay apetito inmobiliario que nos permita hacerlo”.

Vila Dosal aclaró que en la actualidad los desarrolladores y constructores tienen espacios de construcción que adquirieron desde hace años, por ello, calificó como aventurado el garantizar que esto se podría vender rápidamente. 

Y aunque eso sucediera, indicó, se deben destinar recursos para la infraestructura que permita darle calidad de vida a quienes lleguen.

Por lo anterior, puntualizó que la reforma es necesaria y es que la actual Ley del Isstey data de aproximadamente 1976 y establece que un trabajador del Gobierno del Estado puede trabajar 30 años y jubilarse, en caso de fallecer, su pensión es heredada a la esposa o hijos. Ante este panorama indicó que “no hay ningún instituto de pensiones en el país que aguante eso”.

Pidió el apoyo de los empresarios pues de lograrse, se incrementaría la cuota obrero-patronal, y los beneficios, aunque se verían el caso hasta 2025.

“No vamos a hacer nada que no sea correcto, que no esté de acuerdo con los trabajadores, pero lo que está en riesgo es que le día de mañana no solo no haya dinero para pagar pensiones, sino que quiebren las finanzas del gobierno del estado y eso es algo que ni yo mi ustedes nos podemos dar el lujo” finalizó.