MÉRIDA, Yuc., 21 de noviembre de 2020.- “El trabajo en conjunto de gobierno, sector empresarial y sociedad será lo único que permita que Yucatán salga adelante ante los recortes presupuestales” señaló el profesor investigador de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Jorge Canché Escamilla.

En entrevista remarcó que, si bien esto permitiría reducir el impacto negativo que tendrá el recorte de más de mil 800 millones de pesos en el presupuesto 2021, no será suficiente, por lo que autoridades estatales deberán seleccionar bien a qué rubros se destinará el dinero.

“Va a impactar de forma negativa (el recorte presupuestal) sobre todo en aquellos programas que tienen que ver con dinamizar la económica, esto, por ende, afectará las diversas actividades, servicios y comercios, un ejemplo de ello es el turismo, que, si bien ya está operando, no está a toda su capacidad, lo que también afecta otros sectores”.

Canché Escamilla refirió que, con la baja en los recursos, el estado se podría ver limitado para poder impulsar actividades que generen buena cantidad de empleos y por ende, continué la reactivación económica, por ello, remarcó, se debe garantizar el apoyo al sector empresarial, para que sean ellos, quienes también contribuyan creando plazas laborales.

Asimismo, indicó, se debe voltear a ver a los productores yucatecos y lo que generan, para que sean también ellos quienes ayuden a dinamizar la economía.

“Tenemos condiciones para hacerlo, pero se requieren recursos, el estado debe ser selectivo, mirar como reactivar la economía con los pocos recursos con los que cuenta, contribuir con políticas sociales, no asistencialistas, generar infraestructura, además, reconocer las oportunidades que tenemos en sectores como el agropecuario, porcícola, en la horticultura y las artesanías, entre otros.