MÉRIDA, Yuc., 20 de septiembre de 2020 .- Para no afectar los ingresos económicos de los 64 conductores de calesas que están registrados en Mérida, y debido a que solo pueden laborar 10 de ellos por día, se llegó a un acuerdo de turnar sus horarios para que todos tengan oportunidad de salir, informó en entrevista Eduardo Echeverría, secretario general de la Unión de Conductores de Carruajes de Yucatán.

Después de seis meses de permanecer inactivos los paseos turísticos por calesas, a partir del 1 de septiembre reiniciaron sus actividades. Ante esto, el líder de los trabajadores apuntó que “se ha mantenido muy bajo el trabajo, debido a que todavía no se ha normalizado el turismo en la entidad”.

Señaló que desde el momento en que los caleseros volvieron a las calles del centro histórico, se van turnando sus roles con un horario que no excede las ocho horas de trabajo por turno, “si un compañero sale hoy, no volverá a salir dentro de tres días y así sucesivamente”.

Aseguró que están laborando con los requisitos implementados por la Secretaría de Salud (SSY): “sanitización cada vez que aborden o bajen los clientes, les colocamos gel antibacterial y no podemos abordar a personas que no usen un cubrebocas”.  

Además, como parte de los propósitos para reactivar la economía turística en la entidad, los conductores de calesas, han aplicado descuentos a los usuarios: “nuestra tarifa es de 400 pesos, pero se hacen descuentos hasta quedar en 350 o 300, esto según como lo pida el turismo”, detalló.   

Al finalizar la entrevista, Eduardo Echeverría agradeció a las autoridades estatales y municipales por el apoyo que han brindado a este sector de trabajadores. Asimismo, reiteró que durante la contingencia, los caballos, que están certificados por la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), recibieron atención médica y alimentos.