MÉRIDA, Yuc., 16 de abril de 2021 .- Luego de que trabajadoras del Tribunal Agrario con sede en Mérida, solicitaron que la magistrada Lilia Ochoa Muñoz sea retirada del cargo por ser omisa ante sus solicitudes de ayuda por acoso sexual y laboral que sufren en el lugar, la magistrada señaló que son mentiras. 

Durante rueda  a de prensa presidida por la jueza del órgano tribunal, explicó que las mujeres están siendo incitadas a mentir, además de exponer que ha encontrado una organización con inconsistencias y abusos en el Tribunal Agrario No.34. 

“Definitivamente se los digo de frente, yo defendería a una mujer sobre todas las cosas porque tengo dos hijas y una nieta”, dijo. 

Recordó que tras dos años que llegó a dicha instancia, ha trabajado bajo tres premisas en su puesto en la capital yucateca: trabajo real, es decir trabajar en un horario; segundo, honestidad y tercero que es “muy importante”, el trato al público “porque nosotros tratamos con campesinos que vienen de muy lejos con muchos esfuerzos y para que lleguen y les digan: la licenciada está almorzando. ¿De qué se trata? Empecé a quitar esas cosas y me di cuenta que les molestaba al personal”. 

Apuntó que recibió un “tribunal en ruinas y que no tenía ningún control, donde los expedientes estaban en el piso. Este desorden era aprovechado por los vigilantes pues presentaban juicios contradictorios”. 

En ese sentido, la magistrada mostró a todos los presentes una serie de fotografías que tienen como expediente sobre cómo encontró el órgano dedicado a impartir justicia agraria.