MÉRIDA, Yuc., 10 de junio de 2021 .- Autoridades de Gobierno del Estado recibieron a representantes de bares y centros nocturnos que operan como restaurantes, a quienes les reiteraron los motivos de las medidas que entrarán en vigor este jueves y sostienen que hay que trabajar unidos para que las medidas duren lo menos posible.

Esta mañana los empresarios se presentaron a la sede del Poder Ejecutivo para entregar en la Oficialía de Partes un documento que contiene sus principales planteamientos ante las nuevas disposiciones para proteger la salud de los yucatecos frente al incremento sostenido de los indicadores que miden la pandemia del Coronavirus.

Desde este jueves se restringe la movilidad vehicular de 11:30 de la noche a 5:00 de la mañana, todos los días de la semana; se suspenden las licencias de funcionamiento de bares y centros nocturnos que operan como restaurantes; y se reduce de 75 al 50 por ciento la capacidad de aforo de restaurantes y centros religiosos.

Como lo ha informado la autoridad estatal, ante el aumento en los contagios de Covid 19 que ha venido creciendo en las últimas semanas es un momento crucial que obliga a todos los sectores a retomar medidas que, aunque difíciles, son eficaces para frenar su avance y evitar mayores consecuencias en la economía y el empleo.

Esta situación obliga a todos a redoblar esfuerzos para que las nuevas medidas que se ha implementado surtan efecto y se pueda salir los más rápido posible de la situación para así́ volver al camino de la reapertura económica segura, señaló el Gobierno del Estado en un comunicado.

Hay que recordar que, no se trata de un cierre total de los negocios, sino de volver a las medidas que dieron buenos resultados y permitieron la reapertura, señala el documento, y que es necesario cuidarnos para evitar que los contagios y la ocupación hospitalaria lleguen a niveles que obliguen a un cierre más drástico.

Es indispensable que respeten estrictamente las nuevas medidas que son las de un aforo al 50 por ciento y la suspensión a centros nocturnos y bares de la licencia que les permitía funcionar como restaurantes, pues se trata de lugares de mayor riesgo de contagio por tratarse de lugares cerrados, pequeños y con poca ventilación natural, precisa el Gobierno estatal.

“Es un momento difícil, donde todos tenemos la responsabilidad de cuidar la vida. Por eso, si ponemos de nuevo de nuestra parte y trabajamos unidos, podremos salir más rápidamente y frenar esta alza de contagios”.