MÉRIDA, Yuc., 15 de septiembre de 2020 .- Este año, ni los ciudadanos ni los medios de comunicación tienen acceso a la Plaza Grande para presenciar la ceremonia del Grito de Independencia, únicamente podrán seguirlo por la señal de Tele Yucatán y redes sociales.

El primer cuadro de la ciudad luce sin fervor mexicano, ni algarabía provocada por la música, los únicos testigos mudos son los elementos de la policía quienes forman parte de la barricada implementada para restringir el paso.

En Yucatán, la celebración del 15 de septiembre se canceló desde el pasado jueves, cuando el Gobierno Estatal informó que para evitar aglomeraciones y proteger la salud de la población, el 210 aniversario de la Independencia de México se efectuaría sin eventos masivos.

La cancelación de este evento tradicional que se ha realizado por décadas quedará marcado en el recuerdo de las familias que acostumbran a salir para festejar la Independencia  que buscó poner fin a la desigualdad y organizar un gobierno del pueblo.

La pandemia del Coronavirus que asola al mundo es la culpable de esto. Varios estados del país ya estaban en amarillo del semáforo sanitario, pero han tenido que volver al naranja porque la gente se excedioó.

Yucatán se encuentra en semáforo naranja, por lo que está celebración del Grito Independencia se suma a la decena de festejos atípicos ocurridos a lo largo del 2020.