MÉRIDA, Yuc., 22 de febrero de 2021.- Las modificaciones que el Ayuntamiento de Mérida realizará en el distribuidor vial ubicado en el cruce de Prolongación Paseo de Montejo con Circuito Colonias estarían listas en cuatro meses, por lo que la vialidad permanecerá cerrada cuando menos hasta el mes de junio de 2021, adelantó esta mañana el alcalde Renán Barrera Concha.

En entrevista con los medios de comunicación, después de la entrega de cámaras corporales a los elementos de la Policía Municipal en la Plaza Grande, Barrera Concha señaló que primero la ciudadanía deberá esperar 30 días para el proceso de licitación de obra, según marca la ley, antes de comenzar con las modificaciones.

En ese sentido, el alcalde estimó que las obras comiencen “a finales de marzo” de 2021 y concluyan hasta el mes de junio del mismo año.

Como informamos anteriormente, debido a las constantes inundaciones que el distribuidor vial sufrió en el 2020, la administración municipal, asesorada por el Colegio de Ingenieros Civiles de Yucatán y la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), decidió que la propuesta más viable será elevar 1.50 metros el nivel de los carriles inferiores y conservar los carriles superiores, adecuando los accesos de los vehículos a la glorieta. 

“Tenía bastante altura y bastante profundidad, por eso con esa elevación no tendría ninguna complicación”, añadió Barrera Concha sobre la modificación que tendrá un costo de entre 25 y 30 millones de pesos.

Sobre la inundación que actualmente presenta dicha obra, el edil explicó que se debió a las fuertes precipitaciones provocadas por el paso del frente frío 36, además de que las bombas encargadas de evacuar el agua de la parte inferior ya fueron desinstaladas: “por eso también ante cualquier lluvia en este momento se estará inundando”.

Por último, el presidente municipal de Mérida descartó que el futuro de dicha obra sea un tema político, pues aseguró que su administración tomó “una decisión responsable” y “técnica”, apoyada por expertos en la materia.

“No es una decisión política, si hubiera sido así a lo mejor hubiéramos tomado otra alternativa, pero creo yo que la forma en la que llevamos a cabo esta decisión y cómo la comunicamos a los ciudadanos es lo que debe de importar”.