MÉRIDA, Yuc., 16 de marzo de 2021.- Como parte del inicio de las obras que se estarán realizando los próximos días en el distribuidor vial subterráneo de Mérida, conocido como “paso deprimido”, desde el pasado jueves se comenzó a instalar una reja azul en los carriles de acceso inferior.

Como informamos con anterioridad, el ayuntamiento de Mérida anunció que con una inversión de entre 25 y 30 millones de pesos, se llevará a cabo la elevación de un metro y medio en la superficie de rodamiento inferior, además de otras adecuaciones necesarias para que la vía vuelva a funcionar con normalidad.

Las obras iniciarán a más de 180 días de permanecer bloqueado al tránsito vehicular, debido a las constantes inundaciones causadas por las fuertes lluvias que se registraron en Mérida durante el 2020.

Tras presentar la propuesta a mediados de febrero, el proyecto fue turnado al Cabildo de Mérida para su aprobación y posterior licitación. Este último proceso se llevó a cabo del 22 al 26 de marzo y la resolución definitiva se realizó el pasado 3 de abril, para que los trabajos que realice la empresa ganadora estén listos en aproximadamente 75 días naturales.

Cabe destacar que el proyecto de elevar los carriles inferiores del paso a desnivel, se encuentra basado en los estudios y proyectos realizados por el Colegio de Ingenieros Civiles de Yucatán y especialistas de la Facultad de Ingeniería de la UADY, quienes decidieron que esta era la opción más viable, para darle una solución definitiva a los múltiples problemas que ha enfrentado esta obra ubicada en el cruce de Circuito Colonias y Prolongación Montejo.