RÍO LAGARTOS, Yuc., 26 de octubre de 2020.- “Estamos pasando problemas para poder ser evacuados” aseguró Margarita Moreno, una de las tantas habitantes de la costa yucateca que tiene que abandonar su hogar para resguardarse en uno de los refugios habilitados por el Gobierno del Estado ante la llegada del Huracán Zeta.

Vía redes sociales, decenas de personas han mostrado vídeos y fotografías tanto de la carretera San Felipe – Panabá, como de la carretera Ríos Lagartos – Loche, que a casi 20 días del paso de la tormenta tropical Gamma y el Huracán Delta continúan con tramos sumamente inundados.

De acuerdo con la publicación de Margarita “al llegar a la salida de San Felipe, nos indican que no hay paso para la carretera San Felipe – Panabá, tuvimos que regresar y estamos tomando la de Loche, aún no llegamos al agua que está a más de un metro”.

En el caso de la carretera San Felipe – Panabá, se pudo ver como el agua ha deteriorado la carpeta asfáltica, por lo que se complica el tránsito de vehículos.

Ya trabajan en repararla

Tras informar que supervisó las labores de evacuación de estos municipios del oriente, el gobernador, Mauricio Vila Dosal informó que un grupo de aproximadamente 40 trabajadores del Instituto de Infraestructura Carrera del estado (INCAY) ya trabajan para reparar de manera provisional la carretera que conecta Panabá y San Felipe.

Según refirió, con 5 volquetes, una retroexcavadora, dos tráilers y una motoconformadora están realizando estas labores para rellenar con pedraplén y escombro la vía, además están desazolvando e instalarán una tubería que permita el flujo del agua, lo anterior con el fin de que la gente pueda trasladarse con tranquilidad.