CIUDAD DE MÉXICO, 16 de octubre de 2020.- El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, señaló que el Gobierno ha detectado robos francos y abiertos a una instalación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de vacunas para influenza y “existe otra modalidad, que es el robo hormiga.

“Al interior de las instituciones existe sabotaje. Hay quien extrae vacuna del Sector Público y la vende a entidades privadas, que van desde consultorios individuales hasta centros de vacunación privados”.

Añadió que “hemos detectado documentación sobre cotizaciones de venta y anuncios: doctor, fulano de tal, póngase esta vacuna y si usted quiere venga y se le pone, entre 500 y 800 pesos”.

Sigue leyendo en Quadratín CDMX