MORELIA, Mich., 12 de mayo de 2020.- El integrante de la Comisión de Seguridad en el Congreso de la Unión, Fransisco Huacus, explicó que el decreto publicado este lunes, en el que se da luz verde a las Fuerzas Armadas y Marina para participar en tareas de seguridad, es solo un formalismo que antecede a las reformas constitucionales de 2019 que dieron forma a la Guardia Nacional, aprobadas por 464 de los 500 diputados federales, una mayoría abrumadora.

En entrevista, el diputado del Partido del Trabajo puntualizó que se intenta abrir un falso debate sobre la actuación de las Fuerzas Armadas y la Marina en el combate al crimen.

Según el legislador por el distrito de Apatzingán, la participación de ambas entidades ya está contemplada en la reforma de marzo de 2019 y el decreto publicado este lunes solo determina los tiempos y las formas en las que militares y marinos puedan realizar tareas de apoyo en materia de seguridad pública, la cuales concluyen en marzo de 2024.

El legislador recordó que la modificación al quinto transitorio faculta al ejecutivo federal para el uso de las fuerzas armadas, y solo restaba dar la formalidad, reafirmarla.

Dijo que esas modificaciones también vienen en el artículo 9 que dio vida a la Guardia Nacional, donde se enfatizan la forma y maneras en el actuar de las Fuerzas Armadas, es decir, el decreto no es nada nuevo.

Francisco Huacus lamentó que la polémica sea usada por grupos contrarios al Presidente y consideró que  las condiciones de seguridad que privan en México requieren del apoyo de las instituciones armadas.

“Para nadie es un secreto el prestigio y la seriedad que acompañan a nuestras Fuerzas Armadas, cuya lealtad al país y a los mexicanos podría ser de gran apoyo a la estrategia de seguridad, sobre todo en aquellas regiones de mayor incidencia delictiva, agregó.

Más información Quadratín