MÉRIDA, Yuc., 16 de abril de 2021.- Inconformes con los “atropellos” que han tenido sobre sus derechos laborales, trabajadores del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura (SNDTSC) instalaron un campamento y cerraron las instalaciones del Centro INAH Yucatán, para que la dependencia federal resuelva los problemas que comenzaron años atrás.

En entrevista con Quadratín, Daniel Enrique Vega Cepeda, secretario General del SNDTSC en Yucatán, explicó que esta situación en Yucatán afecta a cerca de 120 trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), de los 3 mil 200 trabajadores que enfrentan la misma situación a nivel nacional.

Señaló que desde hace cinco años han expresado sus demandas a las autoridades del INAH, por el incumpliendo a los derechos y prestaciones de los trabajadores.

“Es por ejemplo que hace cuatro años que no se están otorgando las herramientas de trabajo, los compañeros aquí presentes que están de todas las zonas arqueológicas ponen de sus bolsas para las herramientas, insumos, gasolina, hilo, etc.”, mencionó.

De igual forma, precisó que desde hace más de un año se suspendió el programa de becas para estudiantes, así como el que otorga lentes a los trabajadores, entre otros: “hay compañeros que invierten en sus estudios, en su capacitación, para tener un grado de promoción por grado académico, que debería ser remunerado en sus percepciones y no, también llevamos cinco años con esta detención de plazas”.

Vega Cepeda comentó que ante este “sinfín de atropellos” cometidos por la directora del personal, Luz Amézquita Ángeles, también solicitarán su destitución del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El líder sindical adelantó que las puertas de las oficinas ubicadas en la colonia Gonzalo Guerrero, al norte de Mérida, se quedarán bloqueadas de manera indefinida, hasta que las autoridades del Instituto den paso a la negociación.

“Este campamento quedará indefinido, esto quiere decir que si al día de hoy no hay una respuesta, nos trasladaremos a la zona arqueológica de Chichén Itzá y de Uxmal, pero este campamento será permanente”.

Finalmente, lamentó que el director del INAH en Yucatán declarara ante los medios de comunicación locales que las zonas arqueológicas se mantendrán abiertas durante el fin de semana, ya que estos comentarios podrían provocar una confrontación entre los trabajadores que realicen el bloqueo y los vendedores de artesanías que operan dentro de los paradores turísticos.

“Nosotros ya denunciamos y declaramos que cualquier cuestión que llegue a pasarle a los trabajadores del INAH, que nos expresemos el día de mañana en Chichén y en Uxmal, será responsabilidad del antropólogo Eduardo López Calzada, que es el que incitó a poner terceros contra los trabajadores, durante una manifestación pacífica”, concluyó.