MÉRIDA, Yuc., 25 de noviembre de 2021 .- En Yucatán el 17 por ciento del total de las mujeres que son madres tienen entre 12 y 17 años de edad, es decir, 2 de cada 10 mujeres se embarazan y tienen a sus bebés a temprana edad, esto de acuerdo a el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi).

Según la encuesta, en 2020, la entidad tuvo a 2 mil 31 madres de entre 12 y 17 años, lo que posiciona a Yucatán en el primer sitio en adolescentes que ya tenían al menos un hijo vivo, por encima de Quintana Roo y Campeche. 

De acuerdo a la investigadora y docente de la Universidad Autónoma del Estado de Yucatán (UADY), Ligia Vera Gamboa, es insuficiente el esfuerzo del gobierno para establecer políticas públicas para atender el embarazo infantil, pues es importante abrir más la información y educación sexual entre este sector de la población que resulta vulnerable.

La especialista, destacó en entrevista, que sí México no concreta programas para atender esta problemática, el Gobierno del Estado deberá actuar en consecuencia, más ahora que incrementó por la situación del confinamiento durante la crisis sanitaria. 

“Desafortunadamente como todos sabemos la pandemia del Covid ha detonado muchas situaciones sociales, entre ellas la violencia sexual, en donde en el caso de México es de los primeros lugares en abuso sexual infantil, y estas situaciones ocurren más en casa y esto produce la posibilidad de embarazos”, detalló.

Independientemente de la edad, dijo que cuando un embarazo no es planeado o deseado tendrá un gran impacto en la  mujer, y en el caso de las niñas, es mucho “más doloroso y crudo, porque muchas veces el papá es alguien cercano, como el papá, padrastro o abuelo”. 

Finalmente reiteró que es preciso que el sector salud cumpla su función y determine acciones enfocadas a ofrecer información y dispositivos para que las niñas y niños puedan tomar las medidas necesarias en su desarrollo emocional y sexual y se protejan ante posibles embarazos no deseados.